Utilizan dispersión Raman para diagnosticar fluorosis dental

Alejandro Vega

  • La enfermedad, por consumo excesivo de fluoruros a edad temprana
  • Espectroscopía Raman puede ayudar a tipificarla más exactamente
  • Participa el doctor Michel Picquart en seminario del Departamento de Química

Investigadores de distintas disciplinas de nuestra casa de estudios desarrollan un proyecto en el cual, mediante la técnica de espectroscopía conocida como dispersión Raman, se pretende arribar a una metodología que permita diagnosticar y tipificar de manera más exacta que con los métodos convencionales actualmente utilizados, la enfermedad conocida como fluorosis dental.

Según explicó en una charla sobre el tema el doctor Michel Picquart, profesor-investigador del Departamento de Física de la UAM Iztapalapa, este padecimiento tiene su origen en los seres humanos en una etapa muy temprana, específicamente en el período de formación dentaria, y se origina fundamentalmente por el consumo excesivo de flúor que las personas pueden experimentar en dicho período.

La exposición del doctor Picquart se dio en el marco de una de las sesiones que quincenalmente tienen lugar, como parte del Seminario del Departamento de Química de la Unidad Iztapalapa, actividad cuya coordinación durante este trimestre está a cargo del doctor Nikola Batina. Cabe resaltar que el trabajo presentado tiene la virtud de ser no sólo interdisciplinario, sino también interunidades en el caso de nuestra Institución, pues en el colaboran además del expositor los profesores-investigadores María Esther Irigoyen y Marco Antonio Zepeda, del Departamento de Atención a la Salud de la Unidad Xochimilco, así como el doctor Emmanuel Haro Poniatowski, del Departamento de Física de la UAMI, y el propio doctor Batina.

Pese a que en ocasiones la propaganda de algunos productos comerciales como las pastas dentales recomienda indiscriminadamente la ingesta de fluoruros, el conferencista señaló como un hecho comprobado el que el exceso al respecto origina durante la infancia la fluorosis dental; así, el fenómeno se da durante la amelogénesis, que es el período en el que se forma cabalmente el esmalte dental, mismo que al verse afectado queda hipomineralizado, creándose en él lo que se conoce como poros mayores interprismáticos.

Lo anterior lleva a que el esmalte presente clínicamente una apariencia blanca opaca, adquiera pigmentos exógenos y se conformen en él manchas que van desde el amarillo al café oscuro. Debido a ese proceso de hipomineralización, la fluorosis severa hace frágil la estructura dentaria, lo que ocasiona a su vez que el diente puede fracturarse con las fuerzas de la masticación, pierda su forma normal y pueda llegar a destruirse casi en su totalidad en la parte que se conoce como corona. Lo grave al respecto es que esta enfermedad tiene un carácter irreversible y ante su presencia lo único que se puede hacer es extraer la pieza afectada y sustituirla por una artificial.

Por lo que toca a las fuentes de las que puede provenir el consumo excesivo mencionado, las mismas pueden ubicarse en refrescos o agua embotellada, sal de mesa y algunos otros alimentos, pero sobre todo en las pastas dentales, enjuagues bucales y geles dentales. En torno a los métodos utilizados para la detección de la fluorosis el ponente señaló que los convencionales tienen poca exactitud, aunque actualmente se utilizan técnicas de imagenología como los rayos X, 3D o la tomografía. Frente a todos ellos, precisó, la espectroscopía Raman puede apoyar en la detección de cambios relacionados con la mineralización y micromorfología del esmalte, a fin de llegar a una tipificación más exacta de la fluorosis dental.

Durante el intercambio de opiniones con los asistentes a la charla, el doctor Picquart apuntó algunas de las próximas acciones que habrá de tomar en el marco de este `proyecto de investigación; así por ejemplo, señaló que en breve y aprovechando una estancia en Europa continuará sus experimentos aplicando la tecnología Raman ya señalada, pero con la  utilización de rayos infrarrojos para buscar un mayor alcance en los datos obtenidos.

La espectroscopía Raman es una de las aplicaciones más conocidas para el análisis de los materiales; en ella y a partir de la iluminación de una fuente de luz monocromática, generalmente de tipo láser, el espectrograma de la luz dispersada muestra las desviaciones causadas por los cambios de estado en las moléculas. Esta técnica debe su nombre a su descubridor, el físico de la India Chandrasekhar Venkata Raman, quien justamente por ese logro científico y por la importancia del mismo para el análisis de líquidos, gases y sólidos, se hizo acreedor en 1930 al Premio Nobel de Física.